De las cavernas al reactable.

El hombre de las cavernas, dormido en su cueva, escuchaba la respiración de los suyos, el canto del pájaro, el gruñido del mamífero….escuchaba el latido de su corazón…y no tardó en percutir esos ritmos sobre alguna superficie…estudiar sus variaciones…y al mismo tiempo…combinarlas con otros sonidos. De ahí en adelante, se percutieron piernas, palmas, tambores hechos con cuero de vaca, se rasgarons las crines del caballo y se soplaron cuernos de elefantes…de ahí en adelante se crearon instrumentos más evolucionados, arpas, violines, tubas, trombones, baterías, flautas y flautines, saxofones, clarinetes, panderetas, huevos, maracas, trompetas, pianos, zanfonas, gaitas,…un sinfín…

El aire y las ondas magnéticas trajeron consigo el Theremin. Uno de los primeros instrumentos musicales electrónicos cuyo diseño consiste en una caja con dos antenas. Se ejecuta acercando y alejando la mano de cada una de las antenas correspondientes, sin llegar a tocarlas. La antena derecha suele ser recta y en vertical, y sirve para controlar la frecuencia o tono: cuanto más cerca esté la mano derecha de la misma, más agudo será el sonido producido. La antena izquierda es horizontal y con forma de bucle, y sirve para controlar el volumen: cuanto más cerca de la misma esté la mano izquierda, más baja el volumen, y viceversa. Hacia el minuto 6 de este vídeo la protagonista explica su funcionamiento. Digno de ver.

Pues bien. En el siglo XXI asistimos a la aparición del Reactable. Para ser breve, trataré de hacer una definición muy simple del mismo. Si hasta ahora los creadores de música electrónica usaban el ratón como interface entre las pistas de los programas de audio, los sintetizadores y los procesadores de audio… ahora han decidido hacer su trabajo más “palpable”. En la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona han diseñado esta curiosa mesa fotosensible sobre la que se ubican y desubican mueven y giran “cubiletes” con códigos determinados que son interpretados por un receptor que les otorga su correspondiente timbre. Ese timbre podrá ser moldeado en tono y velocidad. La capacidad creativa se basará en el dominio de la técnica y visualmente es muy atractivo. Ahí tenéis una muestra.

Sea como fuere. Para aquellos excépticos con prejucios sobre la música electrónica…cabe destacar el increíble universo sonoro que puede proporcionar la evolución. Y como no me cansaré de repetir:  no debemos cerrarnos  nunca al conocimiento de nuevas posibilidades musicales.

Anuncios

Un comentario en “De las cavernas al reactable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s