Solo somos víctimas

Cuando abres los ojos por dentro, te das cuenta que la realidad es un espejismo donde las formas están por encima del fondo, donde tener la razón es más importante que ser felíz, donde el “deber ser” es más importante que el ser UNO.

Una visión del mundo que nos hizo ver la vida en blanco y negro, que nos dividió entre buenos y malos. Una forma de pensar antigua, como de la época de la inquisición, que hoy ya luce vieja, oxidada, maltrecha y hasta olvidada.

Era el mundo de las apariencias, donde nos hicieron olvidar que somos seres luminosos con tal de convertirnos en consumidores racionales. Nos educaron para comprar las medias verdades del sistema de la doble moral, y comprar la mentira oficial y los miedos y las culpas, y comprar la corrupción como forma de poder. Por siglos, fuimos educados a comprar la razón de los poderosos a cambio de negar la verdad desnuda de nuestro corazón. Compramos la guerra como compramos la pobreza. Compramos las enfermedades como compramos la muerte. Compramos los abusos al igual que nosotros abusamos de nosotros mismos. Compramos los dogmas a cambio de una vida cómoda pero ignorante. Compramos el verbo sin necesidad de predicarlo.
Creo que la vida es según como la miramos. Si cambio la forma de ver las cosas, las cosas cambian de forma. No es magia, es un acto de fe. Somos el lienzo, las pinturas y el artista. Ver la vida con ojos de belleza y arte es conectarse a la vibración y cadencia del universo donde todos somos uno. La vida es para amarla, no para juzgarla. Estamos viviendo un cambio de paradigma. Estamos viviendo el momento más esperado de la historia de la humanidad; el momento de la iluminación colectiva, o la posibilidad de la iluminación colectiva. Y es, en realidad, un
choque entre el viejo sistema de creencias que nos hizo creer, por ejemplo, que Dios nos iba a castigar, que nos hizo creer que los niños no saben, los jóvenes no entienden, los adultos tienen la razón, la mujer es el sexo débil, el sexo es pecado. Nos hicieron creer todo lo que han querido.

A lo que nos vamos a enfrentar la humanidad, de manera individual, cada uno de nosotros, es a tomar una elección. Y la elección no es entre buenos y malos, ni izquierda ni derecha, ni católicos contra judíos, no. La elección tiene que ver entre iluminación e ignorancia. Es hora de despertar del letargo.

http://www.creerescrear.com/

Anuncios

Un comentario en “Solo somos víctimas

  1. A verdade é que vivimos un momento moi duro pero tamén moi fermoso con todo o que está ocorrendo.

    Síguenos ensinando e contando todas as túas cousas.

    bicazos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s