Hola de nuevo, Thomas

Casi siempre que me pongo a escribir empiezo del final al principio. Os cuento cosas que he deducido, vivido, interpretado o relacionado y al final figura la música que da origen a todas esas palabras. Hoy quiero hacerlo al revés y quiero hablaros primero de la música. Como si estuviésemos en el capítulo de una serie, comenzamos con el tema de la “intro” y luego ya desarrollamos la trama.

El tema del que quiero hablar comienza con una melodía de Thomas Newman, concretamente la intro de Six feet under que podéis escuchar en el vídeo que inserto.

Hace aproximadamente un mes que comencé a ver la serie que me tiene absolutamente cautivada. Cuando aún no había visto más que dos capítulos me percaté de que este tema me resultaba conocido. No es el ritmo, ni la intensidad, no es el instumento ni el compás. Quizás sean los efectos que utiliza como atmósfera…los que me trajeron a este otro momento musical:

Entre una y otra composición hay una prudente distancia temporal. También desde que escuché una y otra hay un salto muy importante en mi vida, porque han pasado aproximadamente 10 años. Puede que a priori 10 años no os parezca mucho tiempo, desde luego, a mayor que vaya, más minucia parecerán, no obstante, tengo la sensación de que en estos 10 años podría escribir un libro con muchas páginas, y con una banda sonora de lo más variopinta. Pero dejemos de hablar de mí y pasemos hablar de una funeraria. (NO, NO SOY UNA SPOILER EN LOS SIGUIENTES PÁRRAFOS)

Se trata de una funeraria muy particular. Establecida en la planta baja de una casa y cuyos protagonistas, lejos de ajustarse al tópico que envuelve ese contexto, parecen más bien una novela de Leopoldo Alas Clarín pero a lo muy moderno. Ambientada a comienzos del siglo XXI, A dos metros bajo tierra, cumple con todas las expectativas que había puesto en ella. Es una serie de enredos en un entorno americano costumbrista y cuyos personajes tienen un desarrollo psicológico tan elaborado, que semeja que podemos meternos en la mente de cada uno y empatizar con lo “bueno” y lo “malo” al mismo tiempo. ¿Cómo se hace eso?- os preguntaréis. No tengo la respuesta ortodoxa, pero sí la definición judithiana que me permite indicar que se trata simplemente de una minuciosa observación de la realidad.

La realidad es muy caprichosa. Nada es lo que parece, todo es lo que semeja, la vida  es subjetiva y libre de muchísimas interpretaciones pero al mismo tiempo todo es objetivo y somos capaces de comunicarnos con las miradas cuando las obviedades apremian. No pretendo extenderme ni definir a ningún personaje. Solo puedo decir que es posible, que cada uno de nosotros, seamos muchas personas al mismo tiempo y que quizás sea por eso por lo que soy capaz de fascinarme con Brenda, conocer a Nate, reirme con David, sufrir con Rico, obsesionarme como Ruth o suspirar como Claire. Quizás dentro de nosotros mismos haya un pequeño personaje de cada, pero de una manera sana, sin identificarse con un  trastorno de identidad disociativo.

Tampoco me atrevo a decir si es bueno o malo empatizar con cada uno de esos perfiles, pero sí me alegra ver que esa misma serie, con ese argumento, podría verse en cualquier parte del globo y descubrir que esos sentimientos, esas sensaciones, esas incertidumbres, esas risas, esos miedos….los sufrimos todos en algún momento de nuestras vidas. Y supongo que identificarse con las señas vitales, es lo que me hace sentirme viva. Esta serie me ha ayudado a reencontrarme con alguno de esos personajillos olvidados en mi interior, y a veces es bueno hacer un ejercicio de instrospección para identificar mejor quiénes somos hoy.

Por otro lado, no me parece una casualidad que en American Beauty, Wall-e, Buscando a Nemo o en esta misma serie  se utilice la banda sonora del mismo compositor, y que todas ellas tengan “ese rollito” al que me refiero en cuanto al mensaje y la cuidada elaboración de los personajes. Será que a Newman le va la movida.

Os dejo un trailer para los que no la conozcáis y me voy a ver un capítulo. Ya me contaréis qué os parece.

PD: Oh por dios! A medida que avanzo en las temporadas la banda sonora, en general, es mejor.

PD (Actualización 18/09): He descubierto que se trata del mismo guionista que American Beauty. Todo encaja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s