La chica orgánica

“Las llamas del amor ya no me llaman. Incendié mi voz, flores en el barro. Flores en el barro. Recogí los pedazos de los cuerpos en flor. Y su polvo hablará más que su sangre. Y mi polvo hablará más que mi carne.”

Cuando te come el nervio por dentro y el sabor a hoja verde de tabaco está, aún, perenne en tu paladar. Miras al cielo ardiente y no dejas de tararear este tema…es probable que nadie pueda describir cómo somos ni qué sentiremos cuando estemos muertos. Pero aproximaciones tan orgánicas como las que ofrecen las letras de Camila, me hacen creer que quiero que se parezca a eso. Que no sea polvo en el cemento, prefiero que sean flores en el barro, aire en el desierto y ojos despiertos que lloran por dentro.

Me hace sentir humana.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s