Fotograma de Lois Patiño

“No me gusta la música”

Creo que jamás seré capaz de olvidar el día que una chica me dijo esto. No recuerdo su nombre. Supongo que mi cerebro, en uno de esos actos de ocultar en un baúl todo lo que hace daño, lo empujó al exilio, a algún lugar del cerebro del que ha brotado ahora, de repente.

“No me aporta nada. Prefiero el silencio, la verdad. En mi casa nunca se escucha música, ni la radio”-continuaba.

Era como un agujero negro. No podía creer lo que estaba oyendo. Era como un puñal! Yo solo tenía 18 años y era lo más extraño que había escuchado.

Hoy con los años, las arrugas, unas orejas alimentadas y un índice empático un poco superior, puedo llegar a acercarme a “comprender” a este tipo de personas. Hablando con Juan de esto, llegamos a varias conclusiones, algunas vagas y las otras un poco más elaboradas que me han dado lugar a preguntar:

¿CUÁNTOS TIPOS DE ESCUCHANTES HAY?

Pues haciendo un breve pero no por ello menos analizado listado, nos salían varios perfiles tal que así:

El CERRAO
Dícese de aquel individuo que solo escucha un género músical y al cual el resto le perturba o directamente le parece una mierda. Suele negar con la cabeza y aprieta los labios mientras piensa:“No tienes ni idea”.  No llega a insultar a otros géneros, a no ser que le provoques. Se muestra altivo y muy seguro de sí mismo y sus ideas

El ANTICUARIO
Le reconoceréis por frases como: “Cualquier tiempo pasado fue mejor. Ya no se hace música como la de antes. La música de ahora es un copia barata de la antigua.”  Seguro que se os ha venido alguien a la cabeza.

El CONTEMPORÁNEO
Siempre escucha lo que está de moda en la radio comercial. Le da lo mismo una balada heavy, un bolero o reggeaton. Solo tiene sintonizados los 40 principales en la radio del coche. De hecho, le llamará TonyAguilar a su hijo .

El MODERNO
Ha descubierto el indie y ahora todo lo cataloga como indie: “eso podría ser indi pop o indi rock”; y se queda tan pancho. 

Ilustración de Moderna de pueblo
http://modernadepueblo.com/

El ERUDITO
Suele ser el puto amo enciclopédico musical. Conoce géneros diversos y no solo las melodías sino quién lo ha versionado o de qué año es el disco. Un auténtico primor para el ANTICUARIO pero suele dejar en ridículo al MODERNO.

El MEDAIGUAL
Escucha a Bob Marley y dice: “esto me suena”. “¿Bowie es el del rayo en la cara?”. Sí amigos, existe. Convive entre nosotros, le importa un pimiento su cultura musical (de hecho no sabe que es cultura) y suele ser colega del CONTEMPORÁNEO.

El REGGEATONTO
Todo lo que escucha tiene base de DemBow. Podría versionar a Rocío Jurado al más puro estilo Maluma.

EL BAKALETA
Se quedó en la Ruta Destroy comiendo bakalao y nunca más hemos hecho que salga de ese círculo. Sigue bailando como en 1990. (El Nen lo imita muy bien)

El EXPLORADOR
No escucha nada concreto sino todo a la vez. No para de indagar nuevos estilos, formas y colores musicales sin importar el género. Incluso lo intragable. Si descubre algo que le gusta tira del hilo y se obsesiona. Es una pesadilla como amig@. Solo se le pasa con diacepán. (Esta soy yo).

Creo que este es el motivo por el que ya no toco (o por lo menos no de momento), porque soy una ESCUCHANTE EXPLORADORA que estoy en esa fase de que todo me lo como y lo digiero y todo me parece fascinante de analizar, leer y traducir. Supongo que he aceptado este nuevo rol de Dora que me fascina y supongo que Ecos de Pentagrama no existiría de no ser por ello, así que, dime tú, ¿Qué tipo de escuchante eres?

Espero miles de exploradores. 😉

Por cierto, ayer en El Séptimo Vicio, estuvieron en el CGAI con Lois Patiño. Tocaron Escuchando Elefantes y estuvieron impecables :).

 

3 comentarios en ““No me gusta la música”

  1. Ah, pues sí tengo algo que decir aquí. 🙂
    Si me hacen la pregunta corta “¿Cómo estás?” respondo “Bien y tú”. Y si me preguntan por la música, digo: “no me gusta la música”. Es la respuesta corta, sin embargo, le faltan tantos matices…
    Así que tengo algo de cada uno de estos que describes y no me identifico totalmente con ninguno.
    Te cuento: mis padres cantan en un coro de toda la vida y les encanta la música clásica. ¿Te digo lo que ocurre cuando te obligan a escuchar una música que no te gusta?
    Luego tuve mi fase “solo existe Queen”, y muuuucho tiempo después me di cuenta de que alguna música me gusta para bailar (la de los 40), otra para escuchar, y otra mejor la evito.
    Mi principal problema es que nunca me aprendo nombres propios de nada, por lo que conozco muchísima música, me sé la letra y todo, y sin embargo no sé cómo se llama el grupo, me lo dices, y al día siguiente parto otra vez de cero… Así que exteriormente parezco una inculta musical de primer orden. La música está dentro, pero sin etiquetas, sin “metadatos”.
    Mi resumen a estas edades es que para mí existe una música que me invita a bailar, y el resto, que según esté yo de concentrada en mis pensamientos, puede llegar a parecerme un ruido molesto o puede resultarme algo interesante y a lo que merece la pena prestar atención…
    Soy como tu antítesis, por eso me gusta tanto leerte, jeje.

    1. Ui ui ui ui ui !!! Bueno, ante todo quiero aclarar que esta clasificación es una conversación muy plana, subjetiva y parcial de los tipos de oyentes! De hecho está escrita en clave de humor, que se entienda, por favor.
      Vamos por partes. Por un lado la ‘desmemoria’ o el ‘desinterés’ por el artista no te hacen menos escuchante. Yo parto siempre de que no me sé los nombres de todo lo que escucho, es imposible, porque escucho demasiadas cosas y memorizarlas es terrible. Así que eso no creo que te defina. Creo que quizás lo que te defina sea tu último párrafo junto a esa frase de que “la música está dentro”. Quizás podríamos determinar un nuevo perfil de escuchante al que podríamos denominar ANíMICO, ya que dependiento del momento, la concentración y la situación del día reacciona a la música de maneras muy diversas. Qué te parece?
      [No lo había pensado pero creo que es interesante y muy real. A mi no me gusta Jennifer López, pero me he visto a mi misma en el pasillo con el mocho haciendo playback y baile de “Waiting for tonight” algún fin de semana.]

      1. ¡Anímico, anímico, ahí le has dado! Me encanta. Yo por ejemplo no tengo ningún apego especial hacia Jennifer López, pero si empieza a decir Let’s get loud! yo voy detrás. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s