ELE es real

Mientras me recupero de la resaca musical de anoche me pregunto cuál puede ser la mejor manera de empezar este post. No me sirve con comentar de manera muy honesta lo fantástico de los sonidos de ELE anoche en el Teatro Colón ni con alabar a cada uno de sus instrumentistas sobre el escenario. Me quedaría corta diciendo que además se tomó la molestia de interactuar con músicos de la escena coruñesa como algunas de las vocales de Sisters in the House, el saxofonista Pablo Añón o jóvenes artistas del conservatorio superior de la ciudad.

Creo que voy a empezar por describir que sobre el escenario había, de base, siete personas que manejaban: guitarra, bajo, percusión, órgano, coros, piano y voz. Y lo hicieron parecer fácil. Muy fácil…y por descontado no lo es.

A medida que el teatro se llenaba de magia también lo hacía de carcajadas porque resulta que esta tía, ELE, no es una moñas más…no, parece una tía bastante normal y con una pasión musical desbordante. Pero a esta expresión, pasión y desbordante se le quedan cortos porque se nota en cada movimiento, en cada nota y cada gesto de su cara que respira y ama la música.

La llaman la Norah Jones española. A mi esas comparaciones siempre me han parecido gilipolleces. Adoro a Norah, pero nada tiene que ver ella con ELE salvo que ambas hacen unos directos cojonudos.

Y cantaron, y bailaron, y rieron y desplegaron una orgía musical sobre las cabezas de los presentes de manera que nadie se atrevía a pestañear, porque perder cualquier detalle era una absoluta pena. Lo hicieron íntimo, gospel, melancólico y alegre. Lo hicieron muy bien y por eso quiero darles las gracias por un rato de viernes tan agradable. Por arrancarme alguna que otra lágrima, sobre todo con aquella canción dedicada a las mascotas. Por seguir haciendo música en directo y regalar un concierto como el de anoche al ridículo precio de 13€ (la entrada más cara).

Gracias a la organización del festival Elas son artistas por traerte de nuevo a Coruña y por organizar un evento de este tipo, como bien dijiste, “no solo el 8 de marzo es el día de la mujer, sino todo el año”.

Gracias al plantel de músicos que nos presentaste ayer porque tuve en muchos momentos la sensación de ser una privilegiada por la calidad de lo que escuchaba.

Y, por último, gracias a ti, ELE: Por no ser coach de La Voz; por venir con esa humildad y hacernos partícipes de cada tema. Por amar la música de esa manera tan contagiosa y por mantener de gira a un grupo de músicos impecables de una manera tan comedida, luchando por girar y mantener viva la música en directo, de calidad.

Solo se me ocurre deciros que todo fue muy real. Lamento no ser capaz hoy de describirlo mejor. Todo fue tan auténtico y real que me quedé sin palabras. Es uno de estos momentos que tendréis que vivirlo para entenderlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s