As bandas sonoras das nosas vidas

As grandes películas van da man de grandes bandas sonoras. Quén non recorda as melodías de star Wars, ou de The Godfather, The Lord of the RIngs…unha chea de músicas que son fácilmente identificables porque se asocian na mente de xeito casi involuntario. Nembargantes, están aquelas melodías que non sempre asociamos aos filmes pero que dende logo actúan como un potente resorte que nos fan emocionar…porque, non esquezamos que nun filme de acción de non ser por unha música trepidante, perdería toda a súa lóxica e asemade, unha secuencia de amor ou nostálxica asegúrovos que non tería xeiro ningún se se fai en silencio.

E falando de silencios…istes tamén xogan un papel importantísimo dentro dos filmes. As pausas valorativas, e incluso filmes nos que se houbera música, en determinadas ocasións, estarían podres…porque non veñen a nada. Pois ben, exemplos disto, a tutiplén. Gustaríame nestes intres compartires convosco a un director de cine italiano que a min cautivoume dende o mesmo momento no que o coñecín: Bernardo Bertolucci. Un filme moi descoñecido do ano 2000 chamado L’Asedio (Asediada, Besieged). Neste, e non vos vou comentar a peli porque téndela que ver, os diálogos son escasos. As músicas actúan como un guión no que se vai describindo a historia dos protagonistas. Os silencios e as miradas son os conductores da historia e pouco máis fai falla pra convertila nunha historia verdadeiramente fascinante. Velaí vos deixo o link pra que lle botedes unha ollada e unha “orellada”…espero que a desfrutedes tanto como o fago eu.

Anuncios

Una musa de mi cerebro

He estado reflexionando muchas veces acerca de ella. La descubrí por casualidad cuando tenía 16 años. Alguien me dijo ” EH! tienes un aire a Bjork”… y el resto vino rodado. Como muchas cosas en la vida que nos parece que ocurren por casualidad pero que en realidad…no es así. Es islandesa. De uno de esos lugares que desconocemos pero que es mágico por su posición geográfica y lo curiosa que nos resulta su cultura…Allí hace frío…pero ella es capaz de desafiarlo con sus composiciones.

Ecléctica donde las haya…desafía todo lo conocido. Sus influencias van desde la música clásica a la electrónica elaborada, pasando por el jazz y el folclore. No le tiene miedo a nada. Es capaz de experimentar con los sonidos más variopintos y hacer vibrar al público con melodías absolutamente extravagantes. Es visceral, atrevida, melancólica, apasionada en todo lo que hace y sobre todo posee una cualidad mágica: la de la expresividad absoluta. Están los que la aman y los que la odian, en mi opinión porque no se han detenido a comprenderla.

Sus letras están cargadas de mensajes sobre la realidad…sobre la vida, sobre la lucha, la independencia, el amor, la diferencia, las razas…y en todas ellas aporta una pizca de levadura que sin duda infla toda la carga semántica de los temas. A mi me ha conquistado hace tiempo, y con el paso del tiempo sus melodías han aprendido a recorrer mis venas como si se tratase de un torrente de glóbulos rojos…cargados de oxígeno. Es extraña, irreverente e insolente. Pero, sobre todas las cosas…es ella misma y su esencia es capaz de transportarme a cualquier lugar del mundo. Viva su originalidad. Así es Björk.

Solo somos víctimas

Cuando abres los ojos por dentro, te das cuenta que la realidad es un espejismo donde las formas están por encima del fondo, donde tener la razón es más importante que ser felíz, donde el “deber ser” es más importante que el ser UNO.

Una visión del mundo que nos hizo ver la vida en blanco y negro, que nos dividió entre buenos y malos. Una forma de pensar antigua, como de la época de la inquisición, que hoy ya luce vieja, oxidada, maltrecha y hasta olvidada.

Era el mundo de las apariencias, donde nos hicieron olvidar que somos seres luminosos con tal de convertirnos en consumidores racionales. Nos educaron para comprar las medias verdades del sistema de la doble moral, y comprar la mentira oficial y los miedos y las culpas, y comprar la corrupción como forma de poder. Por siglos, fuimos educados a comprar la razón de los poderosos a cambio de negar la verdad desnuda de nuestro corazón. Compramos la guerra como compramos la pobreza. Compramos las enfermedades como compramos la muerte. Compramos los abusos al igual que nosotros abusamos de nosotros mismos. Compramos los dogmas a cambio de una vida cómoda pero ignorante. Compramos el verbo sin necesidad de predicarlo.
Creo que la vida es según como la miramos. Si cambio la forma de ver las cosas, las cosas cambian de forma. No es magia, es un acto de fe. Somos el lienzo, las pinturas y el artista. Ver la vida con ojos de belleza y arte es conectarse a la vibración y cadencia del universo donde todos somos uno. La vida es para amarla, no para juzgarla. Estamos viviendo un cambio de paradigma. Estamos viviendo el momento más esperado de la historia de la humanidad; el momento de la iluminación colectiva, o la posibilidad de la iluminación colectiva. Y es, en realidad, un
choque entre el viejo sistema de creencias que nos hizo creer, por ejemplo, que Dios nos iba a castigar, que nos hizo creer que los niños no saben, los jóvenes no entienden, los adultos tienen la razón, la mujer es el sexo débil, el sexo es pecado. Nos hicieron creer todo lo que han querido.

A lo que nos vamos a enfrentar la humanidad, de manera individual, cada uno de nosotros, es a tomar una elección. Y la elección no es entre buenos y malos, ni izquierda ni derecha, ni católicos contra judíos, no. La elección tiene que ver entre iluminación e ignorancia. Es hora de despertar del letargo.

http://www.creerescrear.com/

De las cavernas al reactable.

El hombre de las cavernas, dormido en su cueva, escuchaba la respiración de los suyos, el canto del pájaro, el gruñido del mamífero….escuchaba el latido de su corazón…y no tardó en percutir esos ritmos sobre alguna superficie…estudiar sus variaciones…y al mismo tiempo…combinarlas con otros sonidos. De ahí en adelante, se percutieron piernas, palmas, tambores hechos con cuero de vaca, se rasgarons las crines del caballo y se soplaron cuernos de elefantes…de ahí en adelante se crearon instrumentos más evolucionados, arpas, violines, tubas, trombones, baterías, flautas y flautines, saxofones, clarinetes, panderetas, huevos, maracas, trompetas, pianos, zanfonas, gaitas,…un sinfín…

El aire y las ondas magnéticas trajeron consigo el Theremin. Uno de los primeros instrumentos musicales electrónicos cuyo diseño consiste en una caja con dos antenas. Se ejecuta acercando y alejando la mano de cada una de las antenas correspondientes, sin llegar a tocarlas. La antena derecha suele ser recta y en vertical, y sirve para controlar la frecuencia o tono: cuanto más cerca esté la mano derecha de la misma, más agudo será el sonido producido. La antena izquierda es horizontal y con forma de bucle, y sirve para controlar el volumen: cuanto más cerca de la misma esté la mano izquierda, más baja el volumen, y viceversa. Hacia el minuto 6 de este vídeo la protagonista explica su funcionamiento. Digno de ver.

Pues bien. En el siglo XXI asistimos a la aparición del Reactable. Para ser breve, trataré de hacer una definición muy simple del mismo. Si hasta ahora los creadores de música electrónica usaban el ratón como interface entre las pistas de los programas de audio, los sintetizadores y los procesadores de audio… ahora han decidido hacer su trabajo más “palpable”. En la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona han diseñado esta curiosa mesa fotosensible sobre la que se ubican y desubican mueven y giran “cubiletes” con códigos determinados que son interpretados por un receptor que les otorga su correspondiente timbre. Ese timbre podrá ser moldeado en tono y velocidad. La capacidad creativa se basará en el dominio de la técnica y visualmente es muy atractivo. Ahí tenéis una muestra.

Sea como fuere. Para aquellos excépticos con prejucios sobre la música electrónica…cabe destacar el increíble universo sonoro que puede proporcionar la evolución. Y como no me cansaré de repetir:  no debemos cerrarnos  nunca al conocimiento de nuevas posibilidades musicales.

Miña terriña

Pasou o día, pasou a romaría. O día das nosas letras. O día das nosas voces. O día no que recordamos as nosas verbas. Aquelas que nós coñecemos ben e outros…pois non teñen o pracer. O día está ben. Pero eu son galega os 365 días do ano. Por sangue. Por retranca. Por intuición metereolóxica. Por que comer, como de todo e ben. Porque teño pernas de “xovenca”. Porque vaia onde vaia se escoito unha gaita….vou mirar. Porque temos terriñas, temos soutos e castiñeiros. Porque somos terra de auga e de lecer. Porque bailamos. Porque facemos filloas e comemos queixo con pan da casa. E sobre todo…porque temo-lo noso xeito de face-las cousas. Porque nos gustan as pandeiretas e os nosos bosques ulen a fresco. Porque témolo folk; temo-la xente; temo-las praias….temos o mellor da terra e o mellor do mar. Temos un sol que nos sorrí e unha nubes que choran a miudo pero que manteñen todo ben regadiño. Porque somos afortunados de vivirmos en Galicia. Eu non cobro comisión de Gadisa nin da Xunta, pero éche ben verdado que ser….así a todo….seguimos sendo ben ben galegos. Cada día, máis linda, máis linda. Espero que disfrutedes ca festa musical que montara aquí, daquela… Luar na Lubre…fórache moita exihibición musical de dios!

Explicaciones con ojos brillantes

Qué reconfortante es encontrarse con personas como este hombre que es capaz de ser tan gráfico y sonoro en sus explicaciones. La experiencia habla a través de su voz y no puedo añadir nada ni decir nada que pueda completar su exposición. Me he quedado sin palabras ante tal discurso. Largo, intenso y muy productivo.