Autor: Ecos

Música para despertar

Ya sabía que se llevaban a cabo este tipo de prácticas, especialmente después de leer a Oliver Sacks, no obstante, ayer este vídeo me sorprendió como si no tuviera ni idea.

Viendo el telediario mientras comía, la música volvió a obrar su magia invisible. Capaz de lo más fantástico hasta en los peores momentos. La música perdura. No hay más palabras de relleno. Miradlo vosotros mismos.